Tuesday, May 30, 2017

Español sin ganas


No sé si habrás visto unas hojas de Acción Republicana, que han constituido una filial en este país. Yo, sinceramente, aparte de mis opiniones políticas, si algunas me quedan, siento estas innumerables divisiones y subdivisiones en que se van separando cada día más los españoles. Si alguno no pone remedio van a dividirnos, por culpa nuestra, en unos Balcanes ibéricos. (De una carta del 22 de noviembre de 1941 enviada desde Glasgow a Rafael Martínez Nadal)

Sunday, May 21, 2017

La guerra de los cien años



 La Pepona al mono
grita, sube el tono,
por mayor encono
le habla en catalán.
Y bajo la silla 
el otro se humilla,
que esto fué en Castilla,
tiempos que aun están.

(Valle-Inclán. La pipa de Kif)
MCMXIX

Saturday, May 20, 2017

Sunday, May 14, 2017

Saturday, May 13, 2017

Luminosi cieli

Sentite un pó, vale la pena. Canta Sofia Taliani


El bombero y el pirómano


Friday, May 12, 2017

Cuelgamuros

LA CRUZ COLOSAL DE LA VERDAD

  • HERMANN TERTSCH | 12 de mayo de 2017 | ABC

YA ha aprobado el Congreso de los Diputados la proposición no de ley para desenterrar a Francisco Franco y sacarlo del Valle de los Caídos. A todos los que lo han votado: ¡Enhorabuena, valientes! Es el mayor gesto de heroísmo antifranquista de su vida. Tanto coraje me ha conmovido. Me ha reafirmado en mi cambio de opinión. Yo sí pensaba hace unos años que los restos del general Franco podían, de acuerdo con la familia, ser trasladados al panteón familiar en El Pardo junto a los de su mujer. Que era lo que, al fin y al cabo, había previsto él. Hoy sin embargo estoy convencido de que hay que defender la inviolabilidad del monumento religioso del Valle de los Caídos con todos sus muertos dentro. Que no deben tocarse por ser un testimonio físico ya absolutamente irrenunciable de la historia de España. De la historia real, de la que intentan destruir, ocultar y negar mientras inventan una nueva que convenga a sus planes totalitarios.

Los enemigos de la verdad tienen, como en el Congreso ayer, todas las ventajas en esta guerra por apropiarse del pasado. Enfrente solo tienen a héroes en lucha solitaria, véase a Policarpo Sánchez, en su lucha por el Archivo de Salamanca entregado a autoridades separatistas para ser purgado y destruido como testimonio de la historia de España. Y tantos otros, aislados. Sin ayuda de la política. El Gobierno del PP mantiene y protege la ignominiosa Ley de Memoria Histórica. Ciudadanos ha votado con socialistas y comunistas, es de suponer que por el miedo a que le llamen «facha», esa mordaza española. Otro partido acobardado como el PP, dedicado a sus asuntos, incapaz de hacer frente a la pretensión de hegemonía total del mensaje de la izquierda. Están a otras cosas.

Por eso el Valle de los Caídos, con toda su tenebrosa carga de nuestra muy tenebrosa historia, debe ser un dique contra ese tsunami de mentiras con el que izquierda y separatistas quieren anegar toda la historia de España. Ahora que liquidan las verdades una a una en los libros de texto, en monumentos y obras públicas. Y que buscan destruir todo lo que pueda ser un testimonio que contradiga sus relatos mentirosos. Ya se da en España la práctica balcánica de destruir lapidas. Pronto negarán que existieran allí esos nombres y esas cruces que son testimonio muchas veces milenario. Hay que defender los cementerios y las tumbas y las lápidas y las cruces ante la furia destructora de la izquierda revanchista. También la tumba más grande, el Valle de los Caídos. No se trata de defender a Franco ni al franquismo que es pasado. Se trata de defender la verdad. La vieja izquierda de sus primeras legislaturas sabía tan bien como los generales de Franco lo que fue la verdad de la guerra. Unos y otros sabían que los otros sabían. Todos eran conscientes de la mucha sangre española de ambos bandos que había sellado las realidades. Quienes vuelven con un discurso de buenos y malos a explicar la tragedia y culpa común no ocultan la voluntad de aplastar a quien discrepe. Su voluntad totalitaria se manifiesta en la terrible certeza de que gran parte de la izquierda española da la espalda a la reconciliación nacional y considera que la legitimidad radica en el Frente Popular de los golpes de Estado, los asesinatos, las checas y el fraude electoral. Quienes consideran aquello ejemplar lo quieren repetir. La mejor arma de resistencia es la verdad. Y para recordar lo que pasó, nada más útil que esa colosal cruz de la sierra madrileña que pida e invite siempre a explicaciones, a esa verdad que tantos en España odian y quieren ocultar.

Saturday, May 06, 2017

Entrevista

Véase Entrevista
en EL MUNDO

Apostilla:   De todas esas etiquetas que me ponen, la que más me halaga es la de "facha", siempre y cuando la que me lo diga sea una señora guapa como Pilar del Río, vda. de Saramago, que aun en presencia de éste, no se cortaba un pelo en decirme cada vez que me veía: "¡Pero qué buena facha tienes!"

Por cierto, lo único que "sufrí en el servicio militar" fue algún que otro arresto.

Monday, May 01, 2017

Recordatorio radiofónico


Sí, ganamos la Guerra (Leído en @Herrera en COPE)
Por Salvador Sostres, 27 de abril, 2017
Se dice como un insulto que tú eres hijo o nieto de los que ganaron la Guerra. Nuestra Guerra Civil, se entiende. ¿Por qué es un insulto ganar una guerra? En cualquier caso tendría que ser insultante haberla perdido, y de aquella manera, y con aquellas siniestras banderas.
Es preferible que no haya guerras, pero fue una suerte que la nuestra no la ganaran los que quemaban iglesias, los de las checas, los del tiro en la nunca en las cunetas, los que falsificaron las últimas elecciones republicanas para dar un golpe de Estado -del que nunca se habla- y ocupar ilegítimamente el poder.
¿Por qué se toma como un insulto que te digan que eres heredero de los que ganaron la Guerra? ¿Por qué es mejor ser familiar de los que por suerte la perdieron y por más suerte todavía no pudieron poner a España bajo la influencia del Pacto de Varsovia?
Ayer el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para defender a Lluís Lach de sus declaraciones sobre los funcionarios, le afeó al PP ser el partido de Rodolfo Martín Villa. ¿Quién hizo más por la democracia y por la libertad? ¿Llach o Martín Villa? Fueron los políticos de la Transición y no los cantantes los que nos aseguraron nuestro actual sistema de libertades. Fue el franquismo quien trajo la democracia a España, y no la Resistencia, articulada mayormente alrededor del Partido Comunista, mucho más totalitario que el Régimen.

Los políticos de la derecha tendrían que curarse del complejo antifranquista. La clase política del franquismo fue brillante y seguramente la más culta y preparada que hemos tenido en siglos. Nadie tiene que avergonzarse de haber sido ministro de Franco, o de que su padre o su abuelo lo fueran, todo lo contrario que aquellas deprimentes ministrillas de Zapatero, que parecían salidas de un anuncio de detergente.