Monday, December 31, 2007

Las verdades del porquero


"La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero" (Juan de Mairena)

PATENTE DE CORSO, por Arturo Pérez-Reverte
Permitidme tutearos, imbéciles. Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros, casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros –aquí matizaré ministros y ministras– de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros –el tuteo es deliberado– a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas. Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana –que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural–, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones. Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente –recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española–. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más> determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunquetampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos». Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p'alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo. Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.

Friday, December 28, 2007

Al margen de una polémica

El Rey no es la bandera. Es el palo de la bandera.

Thursday, December 27, 2007

No hay mejor cuña

UN PERSONAJE ATÍPICO
Aquí tenemos a Jiménez Losantos. La Conferencia Episcopal pone en sus laicas manos la emisora de la Iglesia, la COPE, lo que viene a demostrar que en la Iglesia Española hay poca imaginación o, quizá, cobardía. No nos creemos que no haya entre los periodistas e intelectuales católicos personas con mayor capacidad, categoría y menos soberbia que la que exsuda el señor Losantos. Hombre inteligente ha sabido hacerse imprescindible a gran parte de la derecha despistada, que le pasa todo, sus desprecios al Ejército, su odio al “franquismo”, su liberalismo de opereta, su falta de educación, su apabullante locuacidad, sus tics… Y es que tiene cabreado a todo el amplísimo sector “progre” de la política y de la prensa. Su feroz enfrentamiento con lo “políticamente correcto” le hace atractivo a los que están hasta el gorro de esa “progresía”. Y tiene suerte (y abogados), porque con la mitad de lo que él dice, cualquier francotirador solitario estaríamos empapelado con denuncias, querellas, procesos, multas y demás armamento contra disidentes y gentes hastiados del sistema.
************************
JIMENEZ ESCRIBE UN LIBRO.- Tiene el extraño título de “La ciudad que fue”. No hemos leído este libro, pero prometemos hacerlo en cuanto alguien nos lo preste. En la portada, junto a una foto del autor, con un gran parecido al primo de Stan Laurel, se dice: “luchador contra el franquismo”. Y es que si no se ha sido luchador contra el franquismo, en España ya no se puede ser ni obispo. Nosotros hemos vivido en Barcelona en esa época que al parecer toca Losantos, y hemos conocido y soportado a toda aquella ”progresía pija y cómoda” de Boccacio o de la calle Tusell, del horrendo cine que echaba a las pantallas bodrios como “La Fata Morgana”, o de las pintaditas en la Universidad. Nada entre dos platos. Pero a lo mejor Losantos nos descubre el terror que Franco le tenía al saberlo frente a él.

(Jesús Flores Thiess en "El Alimoche")

Ocurrencia de Olivencia

Don Manuel Olivencia contesta a mi villancico diciéndome que, como quiera que es anticuado y políticamente incorrecto, no tiene inconveniente en proponerme un texto "alternativo", el siguiente:

Noche oscura de estropicio
que ya ha llegado el solsticio
y al menos por esta vez
todo el mundo es del Pe Ce.

Ni cuatro gatos los votan
y todo el erario agotan.
Y vivir es cosa buena
como vive la Malena.

¡Y viva yo!
¡Viva la mare
que me parió!

Tuesday, December 25, 2007

Zapatero de Portal

Zapatero en el Portal
A comienzos del año que acaba, al hilo del Pregón de la Cabalgata de los Reyes Magos de Higuera de la Sierra, provincia de Huelva, sacaba la conclusión o enunciaba la teoría de que los cuadros vivos que cada año desfilan, siempre nuevos y distintos, tienen tanta autenticidad porque se inscriben en la estética tradicional del Belén, del Nacimiento que el pueblo cristiano monta en cada casa. Personas de carne y hueso desempeñan los papeles de las figuritas de barro y, puede que sin saberlo, vuelven a los orígenes de la celebración, cuando San Francisco de Asís montó el primer Nacimiento con personajes de carne y hueso. Es muy posible que la tradición del Belén sea más antigua en Hispanoamérica que en la Madre Patria, pues fueron los franciscanos los que la llevaron. Fray Pedro de San José, canario de nación, llevaba el Nacimiento en su sombrero como el que lleva un enjambre de abejas. En la metrópoli quien le da verdadero impulso es Carlos III, que trae consigo su Presepio napolitano y un artesano especializado: Salzillo, el padre del imaginero murciano. Recuerdo haber visto, no sé ya si en Todi o en Gubbio, una exposición de obras suyas, en la que me llamó la atención una Matanza de los Inocentes, en la que la crueldad de las figuras contrastaba con la rústica serenidad del paisaje. .
Este paisaje de una Palestina ideal es el decorado de unas celebraciones en el que cada nación canta a su manera junto al Pesebre. En estos días evoco a dos andaluces muy distintos que ya no están entre nosotros: Luis Ortiz Muñoz y Amós Rodríguez Rey. Del primero me llegan las letras de los Cantes andaluces de Navidad, obra suya y de su amigo y colaborador José Rodulfo Boeta, que me manda su hijo José y que editó en su día la Discoteca Popular Católica. Todos los palos fundamentales del cante andaluz están en él representados con letras originales y felicísimas. A Amós lo he podido ver rodeado de los suyos en un viejo documental cantando villancicos: Madroños al Niño/ no le demos más/ que con los madroños/ se va a emborrachar… Es posible que todos ellos se hayan juntado en las barandas del cielo y anden por allá convenciendo a los ángeles de que formen un coro de campanilleros. También yo espero juntarme a ellos un día, aunque sólo sea por haber prologado el año 2000 el disco XVIII de Así canta nuestra tierra en Navidad de Caja San Fernando, recopilación de villancicos populares entre los que el más profano es el más profético. Se titula El zapatero y dice entre otras cosas: Zapatero guasón, zapatero/ mire usté, remendón, qué agujero… Pero lo mejor es el estribillo: Señor zapateritero / retírese usté.
No me cabe la menor duda que este voto lo va a hacer suyo la inmensa mayoría de los que acuden al Portal.

Saturday, December 22, 2007

Navidad


Noche clara de alegrías,
que está naciendo el Mesías
y al menos por esta vez
medio mundo está a sus pies.

Y los pastores le cantan,
y las nubes se levantan,
y vivir vale la pena
que por algo es Nochebuena.

¡Y viva Dios!
¡Viva la Virgen
que Lo parió!

Tuesday, December 18, 2007

Sunday, December 16, 2007

Entrevista de Isabel Lancha en ABC

«César me dijo que ninguna francesa vale lo que una española»

POR ALFREDO VALENZUELA
-Cuando lo conocí no había leído ningún libro suyo, sólo los artículos del ABC. Y además se lo dije: «No, si yo no he leído nada tuyo». Creo que le hizo gracia la sencillez con la que se lo dije. Y ahí empezó la amistad nuestra. Ahora sí tengo tres tomos suyos muy bonitos y los releo de vez en cuando. Son preciosos, de una humanidad enorme.
-Los tendrá dedicados.
-No, no los tengo dedicados porque los compré después (risas)... El que tengo dedicado es el que escribió Antonio El Bailarín en la cárcel, cuando lo metieron en la cárcel porque blasfemó en Ronda. Yo conocí mucho a Antonio y fui una fan suya, no histérica como las niñas de ahora, que chillan.
-¿Y le escribió muchas cartas?
-Bueno, las que le dio tiempo, porque murió enseguida, nos conocimos en la Feria de Abril y él murió en diciembre de ese año. No sé donde habré puesto un cuaderno que tenía con poesías mías, que a César le gustó mucho, y él me escribió otra: «Qué bien sientan, Isabel / esas flores que tú llevas / a estas flores de papel. / Te digo y no te digo, Isabel / lo que yo siento por tí / y que sin tí yo no siento. / Y serás de otro hombre / no del hombre que vive en mi muriendo, / y serás otras cosas / no las cosas que yo te estoy diciendo. / En otoño, dulcemente, y a tu lado / sueña soñando con tu primavera / esperando el milagro todavía / de ser dentro de tí lo que yo era / aunque sin conocerte te quería...» Él estaba muy enfermo, estuvo muchos años muriéndose...
-Su famosa mala salud de hierro...
-Sí, César bromeaba diciendo que, inconscientemente, paraba el coche de la funeraria.
-¿Usted era muy lectora cuando le conoció?
-Yo he leído siempre, no es que haya leído mucho, pero más que las niñas de mi época sí. Me gustaba y siempre estaba metida en el mundo de los artistas y de los pintores, estuve trabajando de galerista casi veinte años. Siempre me ha gustado ese mundo. Cuando había un conferencia de Romero Murube siempre iba, y un día cené con él, estuve en su despacho y me enseñó todo el Alcázar y los rosales que a él le gustaban... O cuando cené con Antonio El Bailarín, en casa de la duquesa de Peñaranda, los tres y un amigo más. A mí esas cosas me han gustado mucho.
-¿Cómo fue su encuentro con César?
-Yo estaba en el hotel Alfonso XIII con unos amigos, y él estaba allí, y era muy delgado, más que tú. Luego llegaron los Peralta, nos saludaron y nos dijeron que iban a recoger a González-Ruano, se sentaron a nuestro lado y nos presentaron. Había dos francesas con ellos, pero César me dijo: «Tú te vendrás a cenar con nosotros ¿no?» Y yo le dije que él ya estaba con dos francesas, pero me contestó: «Ninguna francesa vale lo que una española». Después me llamó desde Madrid y me dijo que venía para la Feria y que quería verme.
-¿Y dónde quedaron?
-En el Alfonso XIII. Yo no iba a ir sola, así que me acompañó mi amigo José María Basterrechea, que era alto y guapo, y cuando lo dejé para quedarme con César le dije que por una vez cambiaba la belleza por la inteligencia (risas). Nos vimos los días de Feria. Después se fue a Madrid y a Nueva York, desde allí me escribió: «Existo y te recuerdo. César». Luego me enteré de que se puso malo, yo le escribía al Café Gijón, y él me contestó con una tarjeta que sólo decía «Gracias». A mí me extrañó esa cosa tan lacónica, pero al día siguiente de recibir esa carta me enteré de que se murió. Sentí un dolor con la muerte de César, porque le admiraba mucho.
-¿Tenía mucho atractivo?
-Era muy sencillo, se ponía a tu altura, como si tú valieras igual que él, como si tú supieras tanto de literatura como él, y te sentías cómoda.
-¿No era engreído?
-¡Nada, nada, nada!
-¿Y elegante?
-Elegantísimo, con esos pañuelos...
-¿Y qué le gustaba de la Feria?
-Él estaba en casa de los Peralta, en el campo, venía por la tarde y sobre las doce o doce y media de la noche se marchaba. Yo tampoco he sido nunca ave nocturna. Creo que ya no tenía salud para trasnochar y tirarse en la feria mañana y tarde. El día antes de marcharse estuvimos comiendo en Triana. Un día de la Feria estuvo con nosotros Mel Ferrer, que se acercó para conocer a César.
-¿Y sus amigas, qué decían al verla con César y con Mel Ferrer?
-Me puse un poco pedante (risas). A los pocos días teníamos un cóctel de inauguración de una exposición de tapices de Pili Mencos, que hace unos tapices preciosos, y yo, que iba con César, les dije: «Adiós, el martes nos vemos en la exposición de las Mencos».
-¿Y en su casa?
-Un día me invitó a los toros, y no fui y me arrepentí toda mi vida. Dije que César tenía entradas para los toros, pero mi hermana María Rosa me dijo que ella creía que yo no tenía que ir a los toros con César, y no fui. ¡Ya ves, ir a los toros con César!
-¿Cuando lo conoció ya era usted galerista?
-Entonces estaba yo posando para el escultor Nicomedes, que me hizo una cabeza muy bonita.
-¿También era modelo?
-No, no, como estaba siempre con los artistas, me sacó a mí porque le dio la gana. Nicomedes tiene un Don Juan Tenorio en los Jardines de Murillo y un monumento a Rilke en Ronda. El mundo de los artistas es el mejor que hay.
-Pues César fue coleccionista, ¿no hablaban de arte?
-No, de arte no, más de literatura... En una de sus cartas me dijo que yo era su última ilusión...
-Claro, como usted fue su musa...
-Ah, musa, sí, musa, pero cinco o seis días, porque se murió enseguida... no sé cómo se muere así la gente...
María Isabel Lancha dice que «el mundo de los artistas es el mejor que hay»

Saturday, December 15, 2007

Friday, December 14, 2007

Rusia

Rusia renace
por José Luis Orella
La federación rusa, de manos de su presidente, Vladimir Putin, vuelve a retomar una posición de potencia internacional. Desde el 2000, cuando asumió la presidencia del país, el antiguo delfín de Yeltsin se planteó devolver a Rusia al puesto que creía debía merecer. El hombre fuerte de Rusia fue del KGB, lo que significa, una persona preparada que goza de una visión de la realidad internacional basada en fuentes fidedignas de información, habla diversos idiomas y cuenta con una visión política interior y exterior más vinculada a la realidad que los políticos procedentes del mundo de las regiones. En los primeros años de gobierno, Vladimir Putin tuvo que afianzar su poder político mediante la consolidación del partido gubernamental Unidad, y un proceso de centralización administrativa que impidiese la tendencia centrífuga propulsada en el periodo de su antecesor Yeltsin. Del mismo modo, la necesidad de limpiar de corrupción al incipiente Estado ruso, obligó al presidente Putin a enfrentarse con los grandes oligarcas del país. La liberalización de las empresas públicas benefició a una nueva clase de empresarios, procedentes de la vieja nomenclatura, que se enriquecieron con la venta internacional de materias primas. Las inversiones en medios de comunicación de estos empresarios con relaciones exteriores planteaban un importante problema de estabilidad política. La necesidad de recuperar los principales medios de comunicación rusos de la propiedad de empresarios con vinculaciones con la delincuencia que servían a intereses de grupos mediáticos ingleses o norteamericanos. Como fueron los casos de los magnates de la prensa, Vladimir Gusinski y de Boris Berezovski. Sin embargo, el principal problema interior al que se enfrentaba Rusia era el terrorismo islámico procedente de la república secesionista de Chechenia. Después del fracaso de la primera guerra de Chechenia (1994-1996), con ochenta mil muertos, la tregua subsiguiente sólo consiguió garantizar una base segura a los grupos islamistas más radicales que iniciaron expediciones armadas a las repúblicas vecinas de Daguestan e Inghusetia, habitadas también por pueblos montañeses musulmanes. No obstante, actos como el secuestro del teatro de Moscu, en octubre del 2002, que se saldó con 129 muertos; o el secuestro de la escuela de Beslan en Osetia, en marzo del 2004, con 400 niños asesinados, fomentaron el apoyo popular aun presidente decidido a aplicar la mano dura contra el terrorismo interior. La labor antiterrorista contó con la eliminación de Dzhojar Dudayev, en 1996; Zemlijan Yandarbiev, en 2004; Aslan Masjadov, en 2005; y finalmente Abdul Halim Saidulayev, el 17 de junio de 2006. Pero la pieza más esperada, el enlace con el integrismo islámico internacional, Shamil Basayev, cayó en una operación especial, el 9 de julio de 2006. Tras la eliminación de los principales líderes insurgentes chechenos, se produjeron varias consecuencias. Por una parte, el silencio mediático sobre Chechenia, al desaparecer sus protagonistas más relevantes. Por otra parte, el aumento del protagonismo de la administración prorrusa en su camino de la normalización, al ir eliminando a una guerrilla fraccionada en grupos aislados. Solucionado el problema interior, Rusia debía recuperar la posición de potencia en el escenario internacional. Pero para ello, necesitaba disponer de una economía estable para poder asegurarse unos ingresos regulares que pudiesen ayudarle a afrontar los posibles problemas internacionales con un mínimo de garantía. La economía de Rusia se ha decantado a un valor seguro como es la exportación de hidrocarburos. Desde el incremento de precios producido por la tensión sufrida en Oriente Próximo, la posición rusa como punto de origen ha mejorado significativamente. En el año 2000 Rusia era el principal productor de gas natural del mundo, con el 23,3% del total, y el tercer productor de petróleo bruto (tras Arabia Saudí y Estados Unidos), con el 9% de la producción mundial. Pero en el 2003 Rusia producía el 11´8 %, que son 8´1 millones de barriles diarios, y dispone del 6´2 % de las reservas mundiales de crudo (Oriente medio dispone del 30´4 %). Estas exportaciones se dirigen prioritariamente hacia la Unión Europea, que se ha convertido en el principal socio comercial de Rusia. De este modo, el 28´5 % del petróleo importado por la UE y el 41% de las importaciones de gas provienen de Rusia. La exportación energética a la UE condiciona la relación internacional, para asegurarse Alemania el regular suministro de gas, se está construyendo un oleoducto marino por el Báltico, que evita pasar por los países bálticos y Polonia. Mientras el eje franco-alemán se muestra afable con Rusia, los antiguos países del Este acercan posiciones atlantistas con los países anglosajones. Con respecto a las nuevas fronteras de Rusia, el antiguo espacio soviético, denominado como “extranjero próximo”, se ha convertido en área prioritaria. Excepto en el báltico, Rusia ha iniciado su recuperación del liderazgo perdido en el Caucaso y el Asia Central. La eclosión soviética dio lugar a la CEI, pero ha fracasado como nuevo marco de relación de los países postsoviéticos. Rusia sólo tiene, desde 1997, un tratado de unión con Bielorrusia, pero la difícil situación política del gobierno de Lukashenko, mal vista por las potencias occidentales, compromete el apoyo de Rusia. En la actualidad los países de la antigua Unión Soviética forman dos colectivos muy distintos. Por una parte, el colectivo GUUAM, que agrupa a Georgia, Ucrania, Uzbekistán, Azerbaiján y Moldavia; los cuales han subrayado su despegue de Rusia y mantienen su proximidad con los Estados Unidos. Por otro lado la Comunidad Económica Euroasiática, de la que participan Kazajstán, Bielorrusia, Tadzhikistán y Kirguizistán; conforman el área de proximidad afín a Rusia. Sin embargo, este segundo grupo ha conseguido consolidarse en el área del Asia Central. Rusia junto a Kazajstán, Tadzhikistán y Kirguizistán, establecieron pactos defensivos y comerciales, en los que incluyeron a China. El Quinteto de Shanghai se formó en 1996, y en el 2002 conseguía la adhesión de Uzbekistán, redenominándose Organización de Cooperación de Shanghai. El nuevo espacio baraja la colaboración en el campo militar y en el comercial. En el primero se intensificó la ayuda mutua desde la aparición de los talibanes en Afganistán y su proyección islamista en la zona. En el segundo, China esta cada vez más necesitada de recursos energéticos y tecnología de última generación, que sólo Rusia puede proporcionarle. Sin embargo, Rusia todavía dispone de elementos importantes para hacerse oír ante sus antiguas áreas de influencia. En Moldavia, poblada por rumanos deseosos de unirse a su antigua patria, la existencia de la Trasnistria, región oriental de hegemonía rusoucraniana, proporciona un importante punto estratégico en Europa, junto a Kaliningrado. La región no acepta la federación, sino la formación de una unidad política propia asociada a Rusia. En el Caucaso independizado, Georgia se muestra como el país más altivo contra la antigua potencia eslava. No obstante, la república tiene fuertes problemas secesionistas en Osetia del Norte y Abjasia. Estas regiones, que mantienen sus propias identidades étnicas y culturales diferenciadas de las de los georgianos, mantienen una independencia de facto, desde hace algo más de diez años. Pero Rusia ampara sus derechos para impedir que el presidente georgiano Mijaíl Saakashvili convierta su país en la cabeza de desembarco norteamericano en el Caucaso. Con respecto al conflicto de Nagorno Karabakh, región armenia que se gobierna de manera autónoma después de una guerra contra Azerbaijan, Rusia apoyó la reivindicación armenia. En 1997 los rusos firmaron un tratado de cooperación militar con la república de Armenia, único país cristiano y amigo de la zona. El tratado autoriza a Rusia a instalar doce mil soldados en la frontera de Turquía. País que guarda buenas relaciones con el turcófono e islámico Azerbaijan, a quien pertenecía la rebelde república de Nagorno Karabakh. Ambos países islámicos proyectan comunicar el petróleo azerbaijano con el Mediterráneo por el territorio turco. En cuanto al Asia central, la tensión política se palpa desde la última revolución ocasionada por los norteamericanos en Kirguizistán, en el 2005. Las autocracias dirigentes de las cinco repúblicas asiáticas han reforzado el control político para evitar su derrocamiento. La violencia terrorista islámica y el fuerte tráfico de drogas, proporcionan razones suficientes para desarrollar medidas coercitivas. La apetencia de recursos energéticos prometía a estos países un desarrollo económico que ayudaría a reforzar sus soberanías nacionales. No obstante, la presión norteamericana para sustituir a las capas dirigentes sovietizadas por jóvenes educados en occidentes, está provocando un aumento del grado de autocracia de los padres fundadores de las nuevas repúblicas. La necesidad de tecnología punta para explotar sus recursos y de apoyo militar para mantenerse, abre de nuevo las puertas a una Rusia dispuesta a recuperar su liderazgo. Sin embargo, Rusia tiene que hacer frente a la integración en su país de varios centenares de miles de refugiados rusos, expulsados por los condicionamientos nacionalistas causados en Turkmenistán, Uzbekistán y Kirguizistán. Aunque el enorme país, con una grave crisis demográfica, fruto de la garrafal política antifamiliar desarrollada por el comunismo, necesita cada vez más la llegada de estas personas. Cada año, Rusia pierde en torno a ochocientos mil de sus habitantes, y en el 2050, se calcula Rusia tendrá 104 millones, de los 145 millones que actualmente viven en la federación. La ausencia de asistencia sanitaria y el alcoholismo generalizado ha reducido el nivel de vida de una manera brutal. En regiones como Siberia, con sólo 20 millones de habitantes, la necesidad demográfica puede obligar abrir las puertas al vecino chino. Rusia ha vuelto, y su control de recursos energéticos le marcará en el futuro las relaciones con un mundo. Una Europa occidental sedienta de gas natural y petróleo, y países productores como Venezuela e Irán, necesitados de tecnología y amparo. ·- ·-· -······-·José Luis Orella

Tuesday, December 11, 2007

Sunday, December 09, 2007